Piscinas
PISCINAS

Desde ConserviTrade definimos una piscina como un lugar de reunión y esparcimiento entre cuyas instalaciones destaca como elemento central el vaso, permanentemente lleno de agua y destinado al baño colectivo.

De esta definición se deduce, sin embargo, que el uso de las piscinas entraña un potencial riesgo sanitario si las instalaciones no reúnen las condiciones adecuadas o si no se establecen los mecanismos necesarios para garantizar la calidad óptima del agua, sometida a múltiples procesos de contaminación.

Somos especialistas en la limpieza y desinfección de piscinas, asi como en el mantenimiento del agua en perfectas condiciones para su baño, realizamos tambien mantenimiento estético durante el invierno para evitar la degradación del agua y mantenerla azul durante todo el año.




Limpieza y mantenimiento de las Piscinas
Tras el vaciado de agua de la piscina, bien por gravedad o mediante la correspondiente bomba, se debe proceder a una limpieza exhaustiva, mediante un producto detergente ácido y un buen aclarado.

Después, deberemos realizar un análisis del revestimiento (gresite) de la misma, eliminando las grietas o hendiduras del mosaico; esto evitará mayores daños a la piscina, además de evitar que algas y/o hongos crezcan en ellas, ensuciando el agua. Las grietas pueden rellenarse con lechada (cemento blanco).

Tras el proceso de limpieza y reparación, y antes de llenar de nuevo la piscina, se recomienda usar un Anti-algas concentrado.

Una vez llena, limpiaremos los fondos al menos 2 veces por semana.
Debemos añadir los productos básicos (cloro y antialgas) en las cantidades recomendadas, siempre junto a los chorros que faciliten su rápida y efectiva disolución.

Después de unas 24 horas de filtrado, si los parámetros sanitarios son correctos, y el agua está ya clara, podremos usar la piscina.
Para eliminar las manchas de Algas, utilizaremos un antialgas, cepillar adecuadamente la piscina y filtrar continuadamente, para eliminar las algas muertas, incluyendo el limpiafondos.

Al agua turbia puede tener varias causas, como mala o insuficiente filtración, mal equilibrio o incluso nivel de oxidación insuficiente (cloro).
Publicidad
 
 
 
1583 visitantes
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=